Fin de Pista…

Oeeeeeeee,

vamos hacia delante mil cumbres a escalar,

ríos, valles y campos cruzas al pasar,

 nada te detiene en tu caminar,

 el paso es ligero

firme la voluntad …

Hace unos días volvimos a compartir un tramo del camino juntos, no fue mucho tiempo, pero sí el suficiente para que nos mostraras que no tenías miedo, que cogías tu mochila para encontrarte con el Viejo Viejo Lobo y que allí junto al Él nos esperabas.

Tú dejabas atrás tu fin de pista y nosotros seguíamos caminando, pero no íbamos solo porque éramos muchas las pañoletas que dijimos que sí a ese ratito, y no estábamos solo porque mirando hacia atrás pudimos sonreír recordando lo vivido, mirando al frente era tu testimonio de amor quien nos alentaba y cuando mirábamos al lado, era tu huella la que nos acompañaba.

Vete tranquilo hermano porque esta vez llegas primero, pero no olvides recordarnos cada día que es estando al servicio y dándonos a los demás como debemos de cambiar el mundo.

Autor entrada: Laura Barba

Deja una respuesta