Miembros de honor

Son miembros de honor, las personas o entidades, que a razón de sus méritos y servicios a la Delegación o al escultismo en general, sean nombrados por la Asamblea Diocesana, a propuesta del Consejo Diocesano.

Las propuestas de nombramiento podrán ser realizadas por el equipo diocesano y por cualquier grupo miembro de la Delegación.

El nombramiento oficial y la imposición del emblema o insignia acreditativa se harán en la siguiente Asamblea posterior a la asamblea donde fue nombrado o en una actividad extraordinaria y/o multitudinaria organizada por la Delegación

Los miembros de honor podrán hacer uso del distintivo que les acredita como tales y participar, con voz y sin voto, en la Asamblea Diocesana.

Como insignia acreditativa, al Miembro de Honor se le hará entrega de la Flor de Lis de Oro de la Delegación.