Nombramiento de D. José como Miembro de Honor

La inminente marcha hacia su nuevo destino, los muchos compromisos y la situación sanitaria en la que nos encontramos hicieron que no fuera hasta el pasado 18 de septiembre, antes de la eucaristía de inicio del curso pastoral y de despedida, cuando una representación de la Delegación, encabezada por Pablo, Delegado Diocesano, pudiera encontrarse con D. José, nuestro obispo.

Muchas eran las cosas que decir y poco el tiempo, para poder despedirnos de él y desearle lo mejor en su nueva misión pastoral y sobre todo para comunicarle y hacerle entrega del reconocimiento como Miembro de Honor de nuestra Delegación.

Este reconocimiento se creó en el año 2007 siendo nuestro querido Cura Carlos el primero en recibirlo.

Con este reconocimiento la Delegación pone en alza en aquel con que recibe muchos aspectos, y en concreto con D. José, resaltamos su servicio, su cercanía y cariño, su disposición y sobre todo su apuesta y confianza hacia nosotros, un movimiento juvenil, con más de 50 años, pero en continuo cambio y crecimiento dentro de una realidad cada vez más complicada.

Gracias D. José.

Buena caza y largas lunas.

Autor entrada: Alejandro Lorenzo

Deja una respuesta