Mi mochila

Realizar correctamente una mochila es muy importante: hará que no nos fatiguemos en las marchas y cubrirá nuestras necesidades reales durante los campamentos. ¡Que no falte ni sobre nada!  Así que, antes que nada…

¿Podemos llevar cualquier tipo de mochila?

Lo cierto es que no. Nuestra mochila no puede ser la misma que llevamos al colegio, debe ser de travesía. Este tipo de mochila está preparada para que caminemos cómodos y se distribuya el peso. Además, dispone de asas anchas, correas en el pecho y en la cintura, de este modo, se ajusta perfectamente a nosotros mientras caminamos.

Tenemos que tener presente que la mochila sea adecuada a nuestro peso, altura y sexo, al igual que la ropa, ¡las mochilas también tienen tallas y modelos! Algunas disponen de sistemas de espalada-ajustables, que se adaptan a la longitud de nuestro torso,  imprescindible para un correcto ajuste de la mochila.

Y tantas correas, ¿para qué?

Tener bien ajustado el cinturón en nuestras caderas permite que se transmita correctamente la carga a la cintura y a las piernas, evitando sobrecargar nuestros sufridos hombros y columna.

Pasos para ajustar tu mochila:

  1. Ajusta la longitud de la espalda (talla de mochila).
  2. Afloja todas las correas (tirantes, cinturón…) y ponte la mochila.instrucciones mochila1
  3. Aprieta:
    • el cinturón sobre las caderas
    • los tirantes de las correas que tienes a la altura del pecho, hasta que el peso se distribuya bien entre los hombros y las caderas
    • *aprieta los rappels de carga o tirantes superiores de los hombros (si tu modelo los tiene), con el objetivo de que el cuerpo de la mochila se acerque a tus hombros, permitiéndote echar la cabeza hacia atrás, ¡si los aprietas mucho, no podrás divisar el picacho azul!
    • Abróchate el ajuste pectoral. Si eres mujer, tu correa debe quedar por encima del pecho
    • *ajusta los tirantes o rappels del cinturón (si los tiene).

¿Qué echar cuando nos vamos de acampada/campamento?

¡Haz click sobre las imágenes para abrirlas en una ventana nueva!

Distribuye el peso dentro de tu mochila:

  • En el fondo, material ligero que no vayas a usar durante el día: para dormir (saco, instrucciones mochila2pijama/chándal) y la ropa de cambio.
  • Pegado a la espalda, el material pesado: la bolsa con la comida y batidos/zumos. Alrededor y para rellenar, material ligero también, como parte de la ropa de cambio.
  • En la parte de arriba, material semiligero y de fácil acceso: chubasquero y chaqueta cortavientos.
  • En los bolsillos de la seta superior, aquello que necesites tener a mano y de uso durante el día (cacao labial, gafas , brújula, pañuelos de papel, la cartera, libreta y boli, etc).
  • En los bolsillos laterales puedes guardar la cantimplora o aquellos materiales que también sean de uso diario.
  • Usa las distintas correas que te proporciona tu mochila para dejar todo bien atado (aislante, cantimplora, etc)

IMPORTANTE:

  • No se debe dejar nada colgando de la mochila, el zarandeo que se produce al caminar nos desequilibra, además de ser muy molesto y cansino.
  • Distribuye los materiales en los bolsillos laterales de manera equilibrada.

¡Buena marcha!

Facebooktwittergoogle_plus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *